lisboa-portada

La última parada en tierras portuguesas fue en Lisboa. En este post les cuento un poco de mi paso por Lisboa y Sintra: dos imperdibles para ver Portugal

Que sea el último post de la saga de Portugal no significa que sea ni lo mejor ni lo peor. Lisboa fue uno de los lugares donde más tiempo estuvimos (3 noches) pero sin duda creo que se podría hacer en menos tiempo. Sintra fue una de las ciudades que visitamos en nuestro roadtrip del que les hablé en esta historia. Pero como en general suelen visitarlo junto con Lisboa decidí agregarlo acá.

Nuestro primer contacto con Lisboa fue un tanto caótico. Llegamos desde Albufeira con el combustible justo. Por lo que lo primero fue cargar nafta para poder seguir. En Lisboa tuvimos el auto por sólo medio dia, lo suficiente como para llegar al hospedaje ya que la ciudad se puede recorrer tanto a pie como en transporte público sin problema. Lo bueno es que lo pudimos devolver en el centro como pasa en la mayoría de las ciudades portuguesas; al menos con la empresa Europcar.

Belem

Uno de los barrios más turísticos de Lisboa es sin duda Belem. Está ubicado en la zona donde el rio Tajo se funde con el mar, un poco alejada del centro, pero con gran conexión a través de buses ( líneas 28, 727, 729, 751 y 201) o tranvía (línea 15). No es necesario tomar un tour para visitarla. De hecho, si les interesa conocer un poco más de historia, hay muchas empresas que ofrecen Free Walking tours por la zona como SandemansCivitatisStrawverry Tours y otros.

Según dicen, de acá es donde salieron los conquistadores portugueses en búsqueda de nuevas tierras. Y en honor a esto hay un gran monumento (enorme literalmente) desde donde se tiene vista el rio Tajo y el puente 25 de Abril. Caminando por la costa se llega hacia la Torre de Belem que, en la antiguedad, fue parte del proyecto de fortificación de Lisboa. Se puede entrar a la torre por 6 EUR siempre y cuando logres tener paciencia porque suele haber mucha cola.

Otro de los atractivos de la zona es el Monasterio de los Jerónimos (10 EUR la entrada) y la iglesia situada a su lado. La visita al edificio no lleva más de una hora y la de la iglesia (gratuita) 30 minutos. También es muy lindo caminar por los jardines y la fuente ubicada en el frente. A mi criterio es una iglesia un poco ostentosa y tiene mucha convergencia de figuras eclesiásticas, de la corona y también tumbas de reconocidos portugueses tales como Vasco de Gama y el rey Sebastian I.

Sin duda el mejor de los atractivos de Belem es la cada de Pasteles de Belem, donde se venden los típicos pasateles de natilla sobre los que les conté en la historia de Porto. Salen 1.15 EUR y lo recontra valen. Se pueden comer ahi o bien comprarlos para llevar.

Qué ver en Lisboa

En términos generales, Lisboa es todo lo que es una gran ciudad: con mucho ruido, tránsito y bastante sucia. Pero como todo centro administrativo, el turismo tiene una zona dedicada para el turismo que vale la pena visitar. ¿Querés saber lugares imperdibles de ver en Portugal pasando por Lisboa y Sintra? Acá te cuento

Hace algunos años el gobierno portugues decidió poner en valor el patrimonio histórico del lugar por lo que actualmente se puede observar varios edificios en re-contrsucción y otros tantos abandonados.

Recorrer la ciudad de Lisboa en sí, no lleva más de 1 día y medio. Otro entero se los recomiendo dedicar a Sintra y si quieren un tercero (o la otra mitad que le sobró del primer día) dediquenle unas horas a Belem.

Siempre, mi primera recomendación es tomar un free walking tour para tener un panorama de la ciudad y del contexto histórico. En el que hicimos nosotras, con Strawvery Tours, visitamos la zona de Alfama donde desde la antiguedad e incluso en nuestros días viven inmigrantes y los portugueses de menor poder adquisitivo. Además es la zona donde más se escucha y siente el Fado, música característica portuguesa muy similar al tango en tanto las letras tratan de las desgracias del pueblo. Este género tiene un instrumento característico que es una guitarra en forma de gota que justamente viene a representar una lágrima.

También recorrimos las calles pasando por el mirador de Santa Lucia, la Catedral de Lisboa, el observatorio Puertas del Sol, el Castillo de San Jorge, las escaleras de San Cristóbal (y sus hermosos murales e historietas que cuentan la historia de Portugal), la plaza central y la iglesia de San Antonio. En este último lugar en donde no hay argentino que no cante

Pedile a San Antonio que te mande un novio, todos los domingos, todos los domingos

Otra de las zonas mas bonitas, y bohemias, de Lisboa es el Barrio Alto. Recomiendo ir a la tardecita ya que es un lugar lleno de bares y donde se da gran parte de la noche de la ciudad. También hay varios miradores, tranvías abandonados y mucho grafiti.

¿Ahora me creen que Lisboa y Sintra son dos imperdibles para ver en Portugal? Todo esta historia, recorridos bohemios lo recontra valen. Ahora vamos con Sintra para ver qué me dicen.

Sintra

A esta hermosa ciudad llegamos como último destino de nuestro roadtrip (acá la historia). La verdad es que me quedaron muchísimas ganas de estar más tiempo así que les recomiendo que un día entero se lo dediquen a Sintra.

De lo poco que pudimos ver está el Castelo dos Mouros y el Palacio de la Pena. El primero es una fortificación musulmana del siglo IX, super interesante en tanto tiene una construcción que está plagada de historia. Se puede ver la influencia musulmana, española y una hermosa vista de la ciudad.

El palacio de la Pena, junto con sus jardines, es un hermoso castillo de colores que también tiene una vista preciosa y unas muestras de azulejos preciosas.

La entrada se puede comprar en ambos lugares (8 EUR Castillo, 13 Palacio de la Pena y sus jardines) o bien por internet y así evitar filas. Para llegar hasta esta zona hay transporte público o bien muchos de esos bici/taxis eléctricos que muchas veces incluyen un conductor guía que te cuenta la historia del lugar.

Sintra se resume en una convergencia de vistas, caminatas y una realeza o aristocracia distinta.

Desde Lisboa se puede llegar tanto en un tour como en tren desde la estación Rossio (Lisboa) que tarda entre 40 min y 1 hs aprox (acá enlace a Google Maps). Importante tener en cuenta que para llegar al Castillo y Palacio hay un largo tramo.

Comer en Lisboa

La comida es muy similar que la que les conté en el post del roadtrip y en Porto. Tengo sólo dos recomendaciones para hacerles. Una es comer francesiñas en Dote (mapa), una cervecería donde hacen exquisita comida y a buen precio. Además la zona donde está ubicada es muy bonita para caminar. La otra, es que no dejen de ir a A Ladeira (mapa), una cantina portuguesa para nada turística donde se come excelente, a muy bajo precio y con el sabor de un lugar bien local. Acá llegamos por recomendación de un señor que volvía a su casa con las bolsas del super y nos asistió en nuestra desesperada búsqueda de un lugar para cenar; esa noche moríamos de hambre.

Dónde dormir

La zona donde nos hospedamos fue en Estefanía, en un Airbnb muy hermoso decorado y ubicado en un típico edificio portugués. Pero la verdad es que no estaba muy bien ubicado. Lo ideal es estar cerca del centro (Plaza del Comercio y alrededores) o por el Barrio alto que si bien queda un poco lejos, tiene muchos lugares bonitos para caminar y comer.

Curiosidades

Es de lo más común y canchero en todo Portugal salir en esos monopatines eléctricos que ya se empiezan a ver por muchas grandes ciudades. Lo bueno es que son ecológicos, económicos, divertidos y los podes dejar en cualquier lugar.

curiosidades-lisboa

Al igual que pasa en Porto, se usa mucho colgar la ropa por fuera de las casas. No es una exageración y es literarl. En una calle encontré un ternder en el medio de la vereda.

En el barrio de Alfama, en muchas de las callecitas hay pinturas de mujeres en las paredes (y frentes de las casas). Se trata de las mujeres del barrio que son tan importantes que quisieron homenajear, en vida. Alice, la primera es la misma que nos vendió un shot de licor de cereza en unos vasitos de chocolate.

En la Iglesia de San Antonio hay una tradición que dice que hay que tirar una moneda donde está la estatua del santo con un libro en la mano. Si esta cae en el libro significa que habrá matrimonio. Cuando yo la tiré, en mi segundo intento rebotó en el medio del libro. Por ahora no llegó el amor de San Antonio, pero lo esperamos ;). Ah, #datocurioso. El gobierno de Lisboa ofrece una boda gratis por año en la Iglesia de San Antonio.


Lisboa y Sintra como habrás visto, son dos imperdibles para ver en Portugal. Sin embargo, juro que vale la pena armar un lindo roadtrip y pasar por las playas acantiladas.